Menu

La formación como complemento de la educación

nobanner

Definir la palabra formación puede resultar difícil según el enfoque que se le da al uso de la palabra; describir la “formación” sin involucrarla con la palabra “educación” resulta prácticamente imposible. La Real Academia española describe la formación como “Adquirir preparación intelectual, moral o profesional”.

Bien sea que se enfoque como “formación” o “educación”, necesita como medio una acción docente para lograr su cometido, impartiendo conocimientos teóricos y prácticos a una persona o una comunidad, quienes usan esos conocimientos en distintas disciplinas para lograr diferentes tipos de objetivos.

Entendiendo esto, la formación puede verse integralmente como información de conocimiento sobre diversas áreas con características específicas. La formación necesita de una vasta cantidad de información para ser efectiva, por otra parte, la información por sí sola no es garantía de formación, la información requiere ser trabajada con métodos pedagógicos permitan convertirse en aprendizaje de cualquier individuo o grupo de personas.

También podemos encontrar algunas personas que prefieren interpretar la formación y la educación como ideas distintas, distinguiendo la formación como el contenido formal de la educación, es decir, la información “científica” que nos ayuda a desarrollarnos profesionalmente, dejando el concepto de educación como el aprendizaje diario que obtenemos basados en experiencias desde la niñez.

En los últimos años la formación ha evolucionado a pasas agigantados gracias a importantes avances tecnológicos en el área de redes, con velocidades de internet cada vez más generosas que permiten la realización de cursos y postgrados en línea con una completa disponibilidad de contenidos multimedia que pueden ser consultados las 24 horas del día, además de contar con tutores y profesores que guían todo tu proceso a distancia, enriqueciendo el proceso educativo con información e intercambio de ideas con compañeros de clases “virtuales” que pueden estar en cualquier parte del mundo quienes pueden aportar mucho con su experiencia a tu aprendizaje y viceversa. De esta forma la triangulación de la formación – información – educación puede resultar una experiencia bastante enriquecedora.

Esther R.

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.